Share

  1. Introducción
  2. Reflexiones
  3. Cómo superar una ruptura

La pareja es tu espejo y tu Maestra/o. Te conoces a través de tus relaciones. Ves con más claridad lo que no eras capaz de ver estando cerrado en ti. La pareja amplifica lo que dormía dentro nuestro, tanto positivo como "negativo" (carente de amor).

Solo hay una pareja perfecta y es tu Alma o Yo Superior. Las demás parejas son imperfectas. Enamórate de ti primero y nunca necesitarás nadie que te complete!

No elijes tu pareja aunque creas lo contrario. Es tu Alma que trae esa persona a tu vida, no para dar placer a tu personalidad sino para crecer Ella. Y tu Alma crece a medida que tu personalidad deja atrás viejas creencias y sana viejas heridas.

Cuando dos Almas terminan su aprendizaje y crecimiento juntos, la relación se acaba. La personalidad sufre porque se apega a lo conocido y tiene miedo a lo que vendrá, pero el Alma celebra todo lo que has aprendido o estás en proceso de aprender.

Después de una ruptura sentimental, es necesario un tiempo de soledad para mirar hacia adentro y encontrar el Amor dentro de nosotros mismos. La experiencia en pareja fue una preparación para ver cuánto sabes amar(te) realmente.

Todo lo bueno que viste en tu pareja, lo pudiste ver porque lo tenías dentro de ti. Deja que tu pareja se marche sabiendo que todo lo bueno sigue siendo tuyo. Tu pareja te recordó aspectos del Dios/a que hay dentro de ti.

Tienes dos maneras de vivir el duelo: quejándote o creyendo que la pareja tiene la culpa de tu sufrimiento, o reconociendo que te perdiste temporalmente para recordar que en realidad eres un Ser Completo cuya esencia es Amor.

El dolor por desamor no se puede eliminar. La tristeza es la forma que tiene el cuerpo de procesar una pérdida. Es natural y sano sentir tristeza. Lo que sí puedes eliminar es el sufrimiento que creas al juzgar esa tristeza como algo negativo cuando te opones a ella.

Naciste para aprender a Amar sin condición. El desamor llega cuando estás preparado para romper falsas creencias de tu ego y abrir un poquito más tu corazón al Amor que es tu verdadera identidad.

Cuando busques pareja, recuerda que el objetivo de tu Alma es que aprendas a "amar sin condiciones" y no "la estabilidad". El objetivo es descubrirte como Uno con el Amor, y no es perderte en el otro.

Cuando venga una dificultad, retírate a tu interior y ábrete al Amor que habita en tu corazón. No es la pareja quien tiene la solución porque ella no causó el problema. Tu pareja sólo te recordó que te confundiste buscando el Amor fuera de ti. El problema viene de creer que la pareja es responsable de tu felicidad o tú de la suya.

Para desarrollar el Amor no necesitas una pareja. Puedes practicar con una planta, un animal, un amigo o un familiar. Y no te olvides de ti pues sólo puedes dar a los demás lo que has cultivado hacia ti primero.